En el artículo de hoy vamos a analizar qué es y para qué sirve el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación; cómo podemos acceder a este servicio que ofrece la Administración a través de la papeleta de conciliación; y si es necesario acudir en todos los casos al inicio de esta vía de resolución de conflictos previa al proceso judicial.

Para empezar es preciso aclarar que en la Jurisdicción Social (laboral), en numerosas ocasiones, los trabajadores están obligados a agotar la vía administrativa, que es previa al inicio de las acciones judiciales, a través de la presentación de la correspondiente demanda. Esta vía administrativa previa es en resumidas cuentas el “Acto de Conciliación” que persigue lograr un acuerdo entre el empleador y el trabajador ante una reclamación laboral a fin de evitar el inicio acciones judiciales.

Los Servicios de Mediación, Arbitraje y Conciliación dependientes de cada Provincia son los organismos encargados de celebrar estos actos de conciliación laboral previos a la vía judicial. Las conciliaciones son actos con pocas formalidades, no es necesario acudir con abogado, aunque siempre es recomendable; el objetivo de la conciliación es lograr alcanzar un acuerdo entre las partes, ya sea este parcial o completo sobre el objeto de la reclamación. La única consecuencia en caso de no llegar a ningún acuerdo es que la reclamación deberá continuar ante la Jurisdicción Social.

¿Cómo puedo acceder a este Servicio Público? Pues sencillamente cumplimentando un formulario que nos ofrece el Servicio de Conciliación de nuestra provincia, el cual se conoce con el nombre de “Papeleta de Conciliación” y presentando dicho formulario o papeleta ante este mismo organismo que nos la ha facilitado. Hay diferentes vías para poder presentar la papeleta:

  • Presentación presencial de la papeleta de conciliación. Deberemos acudir al Servicio de Conciliación de nuestra provincia (en la actualidad mediante cita previa) con el original de la papeleta, una copia para el Servicio de Conciliación y otras tantas copias para el resto de partes contrarias.
  • Presentación telemática de la papeleta de conciliación. Otra fórmula, si disponemos de firma digital, sería presentar la papeleta en la propia web del Servicio de Conciliación de nuestra provincia. En este caso bastará completar el formulario y seguir los pasos que nos marque la web.
  • Presentación de la papeleta por Correo Administrativo. Esta vía es la más desconocida para los interesados, y es tan simple como acudir a cualquier oficina de Correos con el original junto a las copias de la papeleta de conciliación y solicitar la modalidad de envío conocida como Correo Administrativo, en este caso el correo será remitido a la dirección donde radique el Servicio de Conciliación que corresponda.

Para terminar vamos a hacer referencia ante que situaciones estamos obligados a presentar la papeleta de conciliación y agotar esta vía administrativa que estamos analizando, no sin antes remarcar que mientras que el trabajador está obligado a acudir a este acto de conciliación laboral, no existe tal obligación para la empresa quien puede no presentarse el día en que se fije el acto, al igual que ninguna de las partes tiene la obligación de llegar a un acuerdo si se cree que le está perjudicando de alguna forma. Todo trabajador está obligado a someterse a la conciliación administrativa ante las reclamaciones laborales que tengan como objeto:

  • Sanciones Disciplinarias.
  • Reclamaciones de cantidad.
  • Reconocimiento de derechos.
  • Clasificación profesional.
  • Resolución de contrato a instancia del trabajador.
  • Conflictos colectivos.

Carlos Sánchez Torralba
Abogado especialista en Derecho Laboral de Matilla & Blay Asociados